El Caso Bretón

A buen seguro que en los sitios en los que se enseña periodismo muchos docentes afirmarían que éste no es un buen titular si lo que se pretende es llamar la atención sobre el contenido de este post. ¿Por qué? Pongan en la barra de google “Caso Bretón” y lo entenderán sin problemas. Los resultados de la búsqueda son casi infinitos, y los contenidos repetidos.
“Caso Bretón”, es exactamente igual que “Caso Maestro Shaolin” o “Caso Marta del Castillo”. Me explico.
Son iguales desde determinados puntos de vista.
Los tres casos han generado incontables minutos televisivos, toneladas de papel impreso y no digamos bits de información referente a ellos en internet.
Viene al caso el “Caso Bretón” porque ahora juzgan al susodicho elemento en Córdoba. Y es exactamente igual al “Caso Marta del Castillo” y al “Caso Maestro Shaolin” porque independientemente del desarrollo del juicio, el que está sentado hoy en Córdoba, los que se sentaron en Sevilla, y el que se sentará en Bilbao en el banquillo de los acusados ya están juzgados. Y condenados. Si se hiciera una encuesta en toda España y se preguntara a los entrevistados si son culpables o inocentes, no habría que preguntar por el resultado, sino cuantificar cuántos han considerado inocentes a los señalados. Probablemente ésta sería una cantidad ridículamente corta, inmensamente inferior al número de personas que los considerarían culpables.
Encontrar en España a un solo miembro de un jurado que no accediera a la Sala sin una idea prefijada sobre la culpabilidad de los individuos protagonistas de estos asesinatos es IMPOSIBLE.
Un hecho, acto o suceso y sus consecuencias son realidades. Y la velocidad a la que se genera la información sobre estas realidades y lo que rodea estas realidades, la velocidad a la que circula, la multiplicidad de herramientas para acceder a esa información y de interactuar con ella hacen inviable que no prejuzguemos y condenemos NINGÚN hecho y NINGÚN individuo antes de que esos sucesos lleguen a un juzgado.
Lo que sí circula a mucha menor velocidad, por desgracia, es el análisis racional y objetivo sobre esas realidades.
La información se consume a una velocidad tal, queda tan inmediatamente obsoleta, y tiene que alimentar una sed tan insaciable, que cuando llega el momento de ordenar, cuantificar y calificar todos los datos, éstos ya no son una novedad informativa.
Probablemente, el “Caso Bretón” en 1950 , en el momento de llegar a juicio, sí aportaría novedades informativas de peso. Hoy, eso es prácticamente imposible. Esto no quiere decir que no ocupe portadas de periódicos, abra informativos de radio y televisión y sea lo más comentado en las redes sociales.
La novedad informativa radica más en aspectos emocionales que racionales. “A ver qué cara pone el c….. ese cuando le preguntan por….”. “Cómo se puede ser tan frío y mentir con tanto descaro”.
O en aspectos formales buscando un sentido a determinados comportamientos :”Se ha cambiado de camisa el día que declara su exmujer”.
Y por supuesto, en la iteración de lo ya sabido.
Informativamente, se ha diseccionado TODO lo relacionado con estos casos. En lo referente al pasado (cómo eran los individuos y sus víctimas antes de que se produjeran los hechos), en lo referente al presente (cómo son ahora, cómo se sienten) e incluso en lo referente al futuro (cómo serán o evolucionarán). Desde TODOS los puntos de vista (policiales, judiciales, médicos, siquiátricos…)
Quizás el misterio radique en conseguir averiguar de verdad por qué llegaron a producirse estos hechos. Si en algún momento del camino se pudieron haber evitado.
Dicho esto, los tres casos son exactamente iguales. Pero también exactamente diferentes. Porque cada uno es un mundo en sí mismo, y cada persona afectada tiene su propio universo de ideas y sentimientos.
Dicho esto, tampoco conviene perder de vista el “Caso Wanninkhof”. Dolores Vázquez Mosquera fue condenada por un asesinato que no cometió. También fue a un juicio sobre el que todo el mundo sabía cuál iba a ser el resultado. ¿Se equivocó la policía?. ¿Se equivocaron los medios?.¿Se equivocó el jurado?. ¿Nos equivocamos todos?. Y si es así.¿Por qué y cómo llegamos al equívoco?. Son también preguntas a las que debemos dar respuesta.
Porque supongo que si en algo estamos de acuerdo es que queremos que de verdad se haga JUSTICIA.

Publicado en Literatura y cosas de la vida | Deja un comentario

Weegee, Joe Pesci y Luis Calabor

“Llegais a la tiza..”*

Esta frase parece poco apropiada para el desarrollo de este post, pero creo que es la frase que Weeggee habría dicho, con un puro en la mano, a los fotógrafos de la competencia según llegaran al escenario de un crimen.

Y es que Arthur H.Fellig llegaba a un suceso antes que la propia policía y los servicios de emergencias. Y por supuesto, antes que sus colegas de profesión. Este personaje deambulaba por las calles de Nueva York en los años treinta del siglo pasado. Años de riñas sangrientas entre bandas mafiosas y en los que la sangre no era roja, sino una mancha negra en el asfalto (el fotoperiodismo era en blanco y negro). Su coche tenía incorporada una emisora de onda corta con la frecuencia de la policía y el maletero estaba habilitado como un pequeño cuarto oscuro en el que revelaba las fotografías apenas minutos después de haberlas tomado.

En pocas palabras, Weeggee era un adelantado para su época. Se enteraba ANTES que nadie de la notica, llegaba ANTES que nadie al lugar y revelaba y entregaba su trabajo ANTES que los demás a los periódicos de Nueva York. Estos “pequeños” detalles le hicieron ser el fotoperiodista número 1 en su época.

Evidentemente, Weegge no era el único. Pero probablemente sí el más conocido y reconocido en su momento.

Yo conocí a Weegee en 1992, aunque, como periodista, uno intuía que personajes como él siempre han existido. Y fue en 1992 porque en ese año se estrenó “The Public Eye”  (El Ojo Público”) , película en la que Joe pesci interpreta a un fotoperiodista, Leon Bernstein, inspirado en el gran Weegee.

Es El Ojo Público una película que todo aspirante a periodista debe ver. Me refiero a aspirante a periodista de raza, instintivo, pura sangre. Aquél que sólo se mueve por la noticia y para la notica y deja para otras consideraciones las presiones editoriales, judiciales o políticas. Primero, a recopilar el material, contrastar las fuentes y a darle forma y a publicarlo..Luego, ya veremos…

La película retrata con maestría las habilidades de Weegee. Personaje solitario y que fabrica su imperio de exclusividad gracias a sus relaciones con el lumpen, la policía, los trabajadores de hospitales y funerarias, políticos…Vivía por y para la noticia, a tiempo completo. Esa dedicación exclusiva y el haber logrado ser el receptáculo de cualquier suceso neoyorquino independientemente de cuál fuera la fuente le permitió ser el número 1. En realidad, no sólo era “el ojo público” de Nueva York. También era su oreja, sus dos orejas. El secreto radica en no tener una sóla fuente, por muy buena que sea. Hay que tenerlas TODAS.

Uno tiende a pensar que este tipo de periodista se quedó en el pasado, o que ya sólo se puede recrear en la ficción. Pues se equivocan. Existen todavía. Casi me atrevería a decir que en cada ciudad hay un Weegee, con mayor o menor prestigio, con mayor o menor reconocimiento, pero desde luego, con el mismo espíritu.

Voy a hablar de uno de ellos. Es un modelo arquetípico de lo que se conoce por “free-lance” antes de que esa palabra quedara adulterada y tergiversada por los nuevos tiempos.

Un “free-lance” a la vieja usanza. Fabricado así mismo, curtido por décadas de vivir por y para la noticia. Invirtiendo horas y horas y horas en la caza de cualquier asunto susceptible de ser llevado a primera página en un periódico. Un fotoperiodista que ha transformado el cuarto oscuro del maletero del coche de Weegee en un laboratorio multimedia con sus herramientas digitales y la tecnología necesaria para subir fotografías y videos a los medios, impresos o digitales, las televisiones, las webs o youtube. Las herramientas ya no son las mismas. Pero estoy seguro que sin el mismo espíritu que palpitaba en Weegee, no sería el mejor en lo suyo. Un tipo que cuando llegas aun cordón policial tras un suceso, te lo encuentras DENTRO del perímetro, campando a sus anchas. Que se vuelve y con un guiño te dice..”Gente, llegais a la tiza..”*

Se llama Luis Calabor, y creedme cuando os digo, que su trabajo y ejemplo inspira e inspirará a muchos periodistas. O por lo menos, debería inspirar.

 

*No sé si “Llegais a la tiza” lo dijo realmente Weegee. Pero me viene bien esta licencia para explicar la importancia de la rapidez, en cuanto a imagen se refiere, en llegar a un hecho noticioso. Como sabemos por el cine, con la tiza marcaban los forenses policiales la silueta de la posición de un cadáver. Claro está, que Weegee llegaba con el cadáver presente, y los demás medios, a la tiza y al vacío que había dejado…

 

Publicado en Literatura y cosas de la vida | Deja un comentario

Todos los Santos y mañana, Día de Difuntos (en Euskadi también)

 

 

 

 

 

Días de tumbas y celebraciones importadas. Celebramos a nuestros muertos, y como buenos muertos que son, todos son santos.

Y hablando de santos, en esto anda el PNV, en la ardua tarea de vestir por lo menos a uno de ellos. Ya hemos entrado de lleno en un clásico postelectoral, la denominada “ronda de contactos”. Y dentro de este clásico, estamos en la tópica fase de “primeras aproximaciones” y “buscando los nexos en común”. Se reunieron los burukides jeltzales con todos los representantes del arco parlamentario. Un arco reducido a cuatro cuerdas en esta la nuestra nueva legislatura. Reuniones maratonianas en la casa-madre, Sabin Etxea.

Desfilaron primero los representantes de la izquierda abertzale, deferencia por ser la segunda fuerza más votada en el País Vasco. Las dudas son pocas desde el primer segundo. 27 parlamentarios con una ventaja de 5 sobre los siguientes dan al PNV el margen necesario para poder gobernar. Y más cuando Laura Mintegi afirma sin titubeos que EH BILDU no será un obstáculo en la designación de Urkullu como Lehendakari.

Fueron los socialistas los siguientes invitados al baile. Extraña sensación la que tiene que envolver a Patxi López, entrando como Lehendakari en el castillo de quien será su sucesor. Moderna y vasca versión de la cenicienta a punto de ser despojado de su título.

Concluyó el protocolo con la visita de los populares encabezados por Basagoiti y el bailarín solitario de UPyD, Gorka Maneiro.

Bailaron todos ellos sueltos y no tiene pinta, de momento, que vaya a haber “agarraos”.

Por lo menos, mantuvieron el decoro, no como los invitados a una boda que en el momento del baile decidieron liarse a mamporrazos en un lujoso hotel de San Sebastián. Extraña forma de buscar protagonismo y convertirse en la vergüenza y el hazmerreír de Euskadi, España, y si trasciende a más por mor de este universo global, del mundo entero.

Hicieron un “jalogüin” total con esas vetustas y primarias formas de expresar sus diferencias, vayase a saber si sólo políticas.

El tiempo pasa, esa es la gran verdad, y a veces parece que no hemos aprendido absolutamente nada.

Mientras, nuestros representantes continuan “explorando los cauces que convergen y nos unen”.  A ver si ponemos en marcha el país, leches.

PD; Prefiero ver salir al Tenorio de su tumba a ver calabazas huecas con velitas dentro. De éstas vemos muchas todos los días.

Publicado en Literatura y cosas de la vida | Deja un comentario

Geometrías variables y aristas reconocibles

Vuelve Euskadi a su modo original, o si se prefiere, tradicional, al menos desde la existencia del País Vasco como Comunidad Autónoma. Un Parlamento de mayoría nacionalista y un Lehendakari del PNV.

A este simple resumen se han acostumbrado los vascos desde 1980. La vuelta de la izquierda abertzale, arrastrando en esta ocasión un chorro de votos provenientes de los grupos que cobraron protagonismo por la aplicación de la Ley de Partidos y jugaron papeles bisagra (Aralar, EA, EB más escisiones varias de la formación de Madrazo), ha vuelto a dibujar un contorno político más acorde con la realidad sociológica vasca.

Euskadi se ha visto siempre abocada al pacto. Se han ensayado prácticamente todas las fórmulas, salvo las que integraban a la izquieda abertzale en el Gobierno vasco.

Y como es habitual desde la constitución del primer Parlamento vasco en democracia, el ganador, nuevamente el PNV, no alcanza la mayoría absoluta. Analizan los burukides (dirigentes) del partido jeltzale cómo gestionar el tiempo que ahora se inicia, cómo articular un pacto de legislatura para poder gobernar Euskadi. Muy lejos se intuye la posibilidad de un pacto de Gobierno que integre a representantes de otros partidos en alguna consejería.

Tarea nada fácil la que espera a Iñigo Urkullu si pretende liderar Euskadi sin apoyos. Cualquier iniciativa de gestión podría ser frustrada  desde cualquier frente de la oposición. Imposible sacar unos presupuestos adelante si no es capaz de llegar a un acuerdo con alguna formación (sobre todo con PSE y EH BILDU)

Momento para la reflexión el descalabro socialista. Perder 9 parlamentarios quizás se antoje un castigo excesivo para el Lehendakari que lideró la paz en Euskadi. Vuelve el Partido Popular al menos numéricamente al espacio que ocupó en 1990. La crisis hace estragos y no perdona.

Un detalle. EH BILDU ha irrumpido con fuerza, sí. Pero debería analizar el por qué del frenazo en Gipuzkoa, donde gestionan el Gobierno Foral y el ayuntamiento de San Sebastián entre otros municipios. Aquí, en Donostia, han pasado de ser la primera fuerza a ser la tercera. Bien es cierto que en una cita electoral diferente. Aún falta un paso para recomponer definitivamente el espacio electoral vasco. Que la izquierda abertzale vea legalizada su marca (lease SORTU) y veamos entonces qué sucede con los restos que prestaron sus nombres para permitir que la antigua Batasuna canalizara sus votos.

Publicado en Literatura y cosas de la vida | Deja un comentario

Debate a seis

No fue en realidad un debate. Seis candidatos en sus atriles con una metodología que se acercaba a una suerte de microespacios electorales encadenados y que condujeron a una especie de diálogo de sordos sin fín. Y mira que intentó el moderador, el periodista Dani Alvarez, animar a los candidatos a que entraran en liza y se condujeran hacia el choque dialéctico.

Vimos al candidato socialista Patxi López con el traje de Lehendakari y manejando el poder de quien posee los datos. Y vimos al candidato popular Antonio Basagoiti ejercitando una suerte de estrategia parecida a la de un martillo pilón: “Señor Urkullu, díganos..¿Está por la independencia sí o no?”. Hasta 14 veces formuló la cuestión. Y vimos al candidato del PNV eludir hasta donde pudo la cuestión y tratar de responder al todavía Lehendakari en funciones, Patxi Lopez. Se manejaba con notas escritas, no queriendo salirse de su corsé, no desviarse ni un ápice de lo que quería decir y evitando entrar en terrenos procelosos de confrontación. La buscaron López y Basagoiti, pero no la encontraron. Y es que Urkullu era en la escenificación de anoche quien tenía algo que perder, puesto que de momento parece que lo tiene todo ganado.

Los candidatos colados de rondón en el debate por la ley vigente, Gorka Maneiro (UPyD) y José Navas (EB) hicieron su papel. Por momentos dio la impresión que Maneiro sí sabía a qué iba, y aprovechaba sus intervenciones para atacar la multiplicidad de administraciones.

Surgió durante el debate la cuestión de la reforma fiscal, reforma por la que ha batallado Patxi López durante la legislatura y guante que sólo en campaña electoral ha recogido Iñigo Urkullu. Cuestión esta que no es baladí y ocupará amplios debates y espacios en los medios los próximos cuatro años.

La candidata de la izquierda abertzale presentó su habitual cara amable..Pero en ocasiones acabó mostrando su lado más afín a Batasuna en las formas y en los fondos..Y cometió un grave error al afirmar que Basagoiti no quería la paz. Eludió como se esperaba hacer cualquier referencia a ETA y esquivó las preguntas cada vez que se le interpelaba sobre esta cuestión. Señora Mintegi, ETA ya no está en el panorama político vasco, pero no podemos olvidar que ha estado.

Publicado en Literatura y cosas de la vida | Deja un comentario

“Alea jacta est”

Y en estas estamos, con las huestes vascas armadas con sus pertrechos, cruzando su particular Rubicón. Da la sensación que en el caso vasco, la suerte estaba ya echada tiempo atrás, con la desaparición de ETA del panorama político y el regreso de las tropas democráticas de la izquierda abertzale.

Toca terminar de cruzar el río y llegar a la otra orilla. Allí se reubicarán los espacios que cada uno ocupa y salvo movilizar a los indecisos en un último impulso antes de alcanzar la ribera, poco parece que se vaya a modificar sobre el mapa electoral previsto para el 22 de octubre.

Los candidatos continúan con sus itinerarios previstos, y la iteración continua del mensaje de cada cual da poco margen para la sorpresa. Nadie se desvía del discurso previsto, discurso acompañado de ademanes suaves por norma general.

Y es que el lenguaje grueso para batir y tratar de desgastar al adversario se deja para otros canales. Internet en general y youtube en particular son las herramientas donde los internautas , a base de intercambiar archivos, movilizan y vigorizan en las redes sociales los llamados “virales”. Pequeñas piezas elaboradas única y exclusivamente para atacar al rival, algunas veces de forma obvia e intencionadamente burda. He aquí un ejemplo, con el PNV como objetivo a desgastar  www.elbatzokiencasa.com.

Proliferan por la red este tipo de artimañas, empleadas con más o menos acierto por todas las fuerzas políticas, ya sea para parodiar, para atacar o loar al candidato de turno.

Estrategias de campaña “innovadoras” (al menos en cuanto a la forma, porque no hay que perder de vista que casi todo está ya inventado respecto al fondo) al margen , sí hay un elemento tradicional con mayúsculas que por una u otra razón, algunos candidatos rehúyen; el debate electoral. Sí, mañana hay uno, a seis bandas (PNV, PSE, PP, EH-BILDU, EB y UPyD) en la televisión pública vasca. Pero no hemos visto el cara a cara entre los principales rivales. O, si se prefiere, varios “cara a cara”.

 

Publicado en Literatura y cosas de la vida | Deja un comentario

Una enorme Senyera y la Cortina de Humo

Larga es la sombra que proyecta Cataluña sobre la campaña vasca. La apuesta de los convergentes por reclamar su sitio en Europa como nación independiente obliga al espectro político vasco a mirar continuamente sus cartas.

La máxima responsable de los populares catalanes, Alicia Sánchez Camacho, decía en Bilbao que Artur Mas se cree un profeta y sólo busca pasar a la historia. La misma amenaza significa el nacionalista Iñigo Urkullu para los populares. Por la tarde era la Vicepresidenta Soraya Saenz de Santamaría la que apoyaba a Antonio Basagoiti. Una y otra vez el mismo mensaje; el soberanismo no está en la mente de los ciudadanos.

Y en estas, el candidato socialista Patxi López arremete contra las “derechas”, la de los recortes, dice,  que encarna el popular Basagoiti, y la que también se dedicará, según el PSE, a cercenar derechos sociales; el PNV. La senyera tapa las políticas neoliberales más radicales de Europa, dice López, y hay motivos de sobra para pensar, insiste, que bajo el manto del soberanismo el PNV quiera colar una batería de recortes que agrandarían la brecha social.

Urkullu prosigue con un discurso templado y pragmático, sabedor de la fuerza de su electorado y los buenos pronósticos que le auguran la mayoría. Hoy se ha saltado parte del guión, para acusar al Partido Popular (por donde le pueden volar votos de la derecha) y a EH BILDU (por donde le pueden birlar del nacionalismo) de utilizar el concepto independencia como cortina de humo para tapar la crisis.

Y EH BILDU sigue su tránsito por el camino que lleva a las urnas sin hacer ruido. Los ecos de la intervención grabada de Otegi en el mitín del BEC y sus consecuencias (régimen de incomunicación) todavía resuenan. Hoy la candidata Mintegi lo recordaba. Es difícil desprenderse del victimismo que tan buenos resultados le ha dado a la izquierda abertzale, aunque pongan voluntad en ello.

Publicado en Literatura y cosas de la vida | Deja un comentario